Controles post parto

LA DISFUNCION DEL SUELO PELVICO AFECTA A LA ESPALDA, RELACIONES SEXUALES Y PÉRDIDAS DE ORINA.

Sólo el 18% de las mujeres se somete a revisión de suelo pélvico tras la maternidad

La mayoría de las mujeres desconocen lo que es el suelo pélvico y la necesidad de recuperarlo tras la maternidad. Según datos del Instituto Dexeus de Barcelona, sólo el 18 por ciento se somete a una revisión de suelo pélvico tras haber dado a luz y para ello influye en gran medida la implicación de las matronas y ginecólogos que revisan a las mujeres en el posparto.

Según ha explicado la fisioterapeuta experta en suelo pélvico, Carolina Walker, se trata de una estructura formada por un conjunto de músculos y ligamentos situados en la cavidad abdominal cuya función principal es la de sostener los órganos internos (útero, vejiga, vagina y recto) y cerrar los esfínteres.

“Es una parte fundamental de la anatomía femenina y repercute en muchos aspectos de la salud y el bienestar de la mujer. Tiene que ver con factores tan diversos como el embarazo y el parto, el deporte, la menopausia, la dieta o las relaciones sexuales”, ha matizado.

Pero estudios recientes indican que también cumple una función de estabilidad y existe una relación directa entre debilitamiento del suelo pélvico y los problemas y dolores de espalda, ya estos músculos se insertan en la columna lumbar y la pelvis y ayudan a la mujer a mantener la postura.

En concreto, los factores que más lesionan el suelo pélvico son el embarazo y sobre todo el parto. En el embarazo el suelo pélvico debe soportar muchos cambios que le afectan directamente, como los cambios hormonales o el crecimiento del abdomen que provoca un aumento de presión sobre él.

Además, en más del 80 por ciento de los partos se produce alguna alteración en el suelo pélvico debido a los estiramientos y compresiones excesivas de los músculos, que será más profunda cuanto más agresivo sea el proceso. Asimismo, en muchas de ellas se suma una episiotomía o posibles desgarros.

Cuanto más afectado está el suelo pélvico, aumenta la probabilidad para la madre de sufrir dolores de espalda, dolor en las relaciones sexuales y de tener pérdidas de orina. Se sabe que el 40 por ciento de las mujeres embarazadas y el 20 de las féminas en fase de posparto tienen pérdidas de orina. Por todo ello, los expertos aconsejan valorar el estado del suelo pélvico tras el parto y, una vez valorado, hay que determinar el programa de reeducación que necesita.

Aparte del embarazo y el parto, otros factores que pueden lesionar el suelo pélvico son aquellos que provocan un aumento excesivo de la presión dentro del abdomen: los deportes de impacto que impliquen saltos (aerobic o correr), los problemas respiratorios que causen tos o estornudos repetidos (alergia al polen, fumadoras) o el  estreñimiento.

 

FUENTE :EUROPAPRESS.ES

APORTE DE: Mariasun Carbajo. Diplomada en Fisioterapia por la Universidad de Castilla La Mancha. -Especialista en Uroginecología por la Universidad de Castilla La Mancha.

 

Terapias Manuales2018-06-11T09:58:22+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies